Una de las grandes dudas de la mayor parte de los clientes es conocer cuánto pueden ahorrar en electricidad tras la aprobación reciente del Real Decreto de Autoconsumo. Para resolver esta cuestión es muy importante que aprendamos a interpretar nuestra factura de la luz.

En este artículo de la OCU puedes ampliar mucho más la información sobre como descifrar todos los detalles de la factura de la luz, pero ahora vamos a nombrar algunos de los puntos más importantes.

¿Cómo interpreto la factura de la luz para conocer el ahorro que supone una instalación de autoconsumo?ahorrar en electricidad con una instalación de energía solar fotovoltaica

  • Lo primero que debemos tener en cuenta es que tener acceso a la red eléctrica conlleva unos costes fijos que vamos a pagar cada mes aunque no exista consumo alguno: el peaje de acceso y la facturación por potencia contratada.
  • Por otro lado se encuentran los costes por electricidad/energía consumida.

Por lo tanto, por muchos paneles solares que instalemos, siempre vamos a tener que pagar una parte de la factura si seguimos conectados a la red. La parte positiva es que la potencia generada por los paneles solares nos permitirán reducir al mínimo la potencia contratada y reducir todo lo posible estos costes fijos.

  • Otra parte ineludible de la factura es la que corresponde a los impuestos sobre la electricidad, el alquiler de equipos o el IVA.

La mayor rebaja la vamos a obtener en los costes por electricidad/energía consumida, estos es lo que se paga efectivamente por lo que se consume y es dónde hace aparición la energía solar como nuestro gran aliado para el ahorro.

¿Cuánto podemos ahorrar en electricidad con una instalación de energía solar fotovoltaica tras el RD de Autoconsumo 244/2019 del 5 de Abril?

La respuesta es simple. Podemos ahorrarnos hasta el 100% de los costes de la electricidad consumida cada mes. Tenemos dos formas de conseguirlo:

  • Autoconsumo sin excedentes.

Para conseguir el máximo ahorro tendremos que contar con potencia en paneles suficientes para cubrir los kW que veníamos consumiendo cada mes sin tener que recurrir en ningún momento a la red. Además será necesario contar con una batería de acumulación solar para seguir ahorrando durante la noche.

En este caso la inversión en energía solar será algo mayor, sobre todo por el coste de la batería, aunque puede llegar a ser muy recomendable para aquellos casos en los se tengan grandes consumos sobre todo en el tramo horario donde la electricidad es más cara (entre las 18.00 y las 24.00 horas).

Aún con el nuevo sistema de compensación tras el Real Decreto de Autoconsumo, siempre será más favorable acumular la energía generada y no consumida en nuestras baterías, que inyectarla a la red y recibir dicha compensación. Además si tras un periodo de prueba confirmamos que podemos ser totalmente autosuficientes, llevaremos a cabo una desconexión definitiva y nos olvidaremos para siempre de la factura de la luz.

  • Autoconsumo con excedentes.

Esta modalidad inyectará a la red eléctrica la energía que genere nuestra instalación fotovoltaica y no consumamos, recibiendo una compensación mensualmente en la factura.

Como ya hablamos anteriormente, optamos a un balance neto. Nuestra compañía nos compensará mensualmente en la factura con hasta el 100% de la electricidad consumida si somos capaces de verter suficiente energía a la red, pero en ningún caso llegaremos a tener un saldo favorable, es decir, no se nos pagará si generamos más de lo que consumimos.

A pesar de todo es una modalidad muy recomendable para aquellas personas que decidan hacer un autoconsumo directo, sin baterías.

Nuestra casa o negocio estará generando energía durante todas las horas de sol aunque en ese momento no estemos presentes. Gracias al balance neto, esa energía renovable podrá ser aprovechada por otras personas y a cambio recibiremos una rebaja en la factura cada mes.

Una instalación de energía solar fotovoltaica siempre supone ahorro.

En este artículo hemos puesto el ejemplo para conseguir el máximo ahorro, pero debemos tener en cuenta que empezar con instalaciones fotovoltaicas más pequeñas e ir ampliado poco a poco también es una opción. Tendremos una inversión menor y seguro que empezaremos a notar el ahorro en electricidad.

Estando frente a nuestra última factura, identificando lo que pagamos por electricidad consumida y conociendo que existen costes que son imposibles de salvar, es fácil hacernos una idea del ahorro que podemos llegar a conseguir.

Por último recordar que existe la posibilidad de no pagar absolutamente nada por la electricidad, desconectarnos de la red eléctrica y ser totalmente autosuficientes. En Ingeniería del Sol estamos dispuestos a que cada vez más personas puedan conseguirlo.